Make your own free website on Tripod.com
Cerrar ventana

San Salvador, 30 de Abril de 2004

Ing. Alberto Cabrero
Presidente Comisión Transitoria
Federación Salvadoreña de Ajedrez
Presente.

Estimado Ing. Cabrero:

Reciba un atento saludo.

Desde el inicio de la gestión de la Comisión Transitoria que Ud. preside, he sido convocado a distintas reuniones en calidad de colaborador, labor que he desempeñado con la intención de ayudar a la buena marcha del ajedrez nacional.

Como es normal cuando se dan situaciones de relación interpersonal, en muchas gestiones hemos tenido acuerdos importantes y en otros casos no ha habido coincidencia; sin embargo, pese a algunas diferencias de opinión, siempre prevaleció el respeto al sano criterio como guía para orientar nuestras actuaciones y el espíritu de colaboración se mantuvo siempre vigente.

En esa línea de colaboración, desde finales de 2003 insistí ante la Directiva para que se elaboraran reglamentos para la formación de selecciones nacionales en todos los niveles, poniéndolos por escrito y dándolos a conocer anticipadamente a los implicados. Con el grupo de entrenadores nacionales elaboramos un documento para los infantojuveniles y, sobre esa base, con el Ing. Oscar Mina, nos dimos a la tarea -larga, compendiosa y delicada- de elaborar procedimientos y criterios para las selecciones mayores y delegaciones para eventos internacionales. De todo ese procedimiento siempre enviamos copia vía e-mail a los demás directivos, pedimos pareceres y, una vez terminado el documento, pedimos el aval para darlo a conocer a los ajedrecistas a principios de 2004, año de Torneos Subzonales y Olimpíadas. No hubo objeciones, éste se dio a conocer y así entendieron los ajedrecistas que se iban a manejar los asuntos relativos a este tema.

Sin embargo, en la reunión tenida el día Jueves 29 de Abril -a la cual asistieron, además de los habituales colaboradores, el Ing. Boris Pineda y don Benjamín Rojas- se planteó una modificación a dichas normas, lo que derivó en un largo debate hasta que, finalmente, se aprobó por mayoría de 4 votos lo que, en la práctica, sencillamente es la revocatoria de dicho reglamento, al eliminar el criterio de la "preselección" para buscar las plazas en juego y, en cambio, sustituirla por la figura de 3 plazas fijas a partir del pasado Campeonato Nacional Masculino, y las restantes a disposición del resto, en condiciones aún no especificadas con exactitud. Esta decisión, como es natural, ha provocado el malestar de varios ajedrecistas, lo cual es normal y, desde mi punto de vista, justificado.

Ya que tengo responsabilidad directa en la elaboración del reglamento hoy derogado, me veo en una situación insostenible ante la comunidad de ajedrecistas, pues, por una parte, no encuentro modo satisfactorio de explicar la decisión tomada; por otra, no hallo defensa ante los argumentos lógicos, legales y éticos que esgrimen quienes la critican y, finalmente, no tengo la plena certeza de que la Comisión Transitoria, en cuanto ente colegiado, haya tenido desde el principio la voluntad política de atenerse a un reglamento claro, público y previamente anunciado.

Por los motivos antes expuestos, me veo en la necesidad de finalizar, a partir de esta fecha, mi gestión de asesoría y debate al interior de la Comisión Transitoria, en lo que concierne a elaboración de bases de competencia, reglamentos y criterios de selección de atletas.

En atención al compromiso previamente adquirido, mantengo mi disposición de dirigir la organización del II Campeonato Centroamericano de Categorías Menores; sin embargo, queda a criterio de Uds. el mantenerme o relevarme de dicha responsabilidad.

Agradezco la atención a la presente, espero que la FSA pueda salir adelante con los compromisos adquiridos, quedan con mis mejores deseos.

Atentamente,

Lic. Rafael Francisco Góchez

__________
cc/ miembros directivos y comunidad de ajedrecistas

Cerrar ventana