Make your own free website on Tripod.com
Cerrar ventana

VII Juegos Centroamericanos
CODICADER 2002

Guatemala, 23 al 30 de Agosto de 2002.

Pulse aquí para ver los resultados

Valoraciones finales

30-08-02

Por Rafael Francisco Góchez

Concluyó la VII edición de los juegos CODICADER, con la satisfacción de ver coronado a nuestro equipo masculino, quien además logró 3 medallas individuales (Javier, Nelson y Valmore), es decir, 4 de 6 en disputa, lo que constituye un claro triunfo, que pudo ser más amplio de no ser porque Liévano, en el 2º, y Martell, como suplente, se marginaron a sí mismos de la pelea por las medallas; el primero, cediendo vitales puntos ante Honduras y Nicaragua; el segundo, dejando ir la victoria ante Panamá. Pero, a fin de cuentas, consideremos que la naturaleza del ajedrez es paradójica: si bien se busca evitar el error, sin la presencia de éste, todos los juegos acabarían en tablas, lo cual sería la muerte del juego.

Pero si el éxito de los chicos es notable, la caída de las niñas es la dolorosa contraparte. Aunque empataron en puntos con Guatemala 14-14, el "match point" (series ganadas a los otros equipos) favoreció a las chapinas 4-2. No cabe ninguna duda que la falta del "punto seguro" -Lorena Zepeda, por superar la edad límite- tiene un peso mayor del que, por ahora, ellas pueden sostener.

La primer tablero, Nayda Avalos (16), cumplió con el equipo, al ganar sus cuatro partidas. La pérdida de su medalla vino en el desempate "blitz" de 15 minutos, donde fue superada por la panameña Raisa Barría (17), formato en donde históricamente los canaleros se han manejado mejor en este nivel (recordemos la barrida que dieron en el "blitz" de exhibición en 2000).

La segundo tablero, Ada Castaneda (14) también estuvo a su nivel, ya que aportó 4 puntos y sólo perdió con la fuerte jugadora Carla Vega (17), de Costa Rica, quien le supera en tres años ajedrecísticos que, a este nivel, son una distancia bastante grande. El resultado, aunque adverso, es razonablemente lógico y no debe ser motivo de recriminaciones más allá de lo que sobre el tablero se haya presentado.

La tercer tablero, Vanessa Batres, era la llamada a hacer valer su mayor experiencia (CODICADER 1999, 2000 y 2001), fogueo (Cuba 2000 y 2002) y edad (17) para asegurar los puntos que inclinaran la balanza a nuestro favor. Sin embargo, cedió dos puntos claves en las dos últimas rondas (Panamá y Guatemala), los que resultaron cruciales en un torneo cerradísimo.

La cuarto tablero, Gabriela Avelar (13), ganó dos puntos cuando debía hacerlo, pero perdió ante la tica Betsi Fallas (16) y la panameña Joannie Carreño (17), jugadoras de mayor edad, experiencia y, sobre todo, temple y carácter. Por esta desventaja, creemos que la responsabilidad sobre sus hombros era mucha en un tablero titular. Si se vio forzada a enfrentar este reto fue porque no tenemos más jugadoras de ajedrez del rango de 15 a 17 años que pudieran jugar en 4º y dejarle a ella el suplente, donde ya ganó oro en 2001, y las candidatas que le siguen en orden de fuerza son de su misma edad o más jovencitas.

La tablero suplente, Daysi Morales (13), sacó 2 de los 3 puntos que se le encomendaron. Por los pocos meses que tiene de estar trabajando con entrenos de alto rendimiento, consideramos buena su labor. Aun cuando una victoria en su último partido pudo darle el oro a ella y al equipo, entendemos que la inexperiencia explica esa derrota y sabemos que pronto desarrollará toda la fuerza que yace en su interior.

El entrenador MI Héctor Leyva está obligado a hacer los análisis correspondientes y, una vez más, revisar y corregir los procesos de formación que con estas jovencitas está realizando, a fin de recuperar la hegemonía femenina centroamericana hoy perdida, tanto a nivel juvenil como en las mayores.


Análisis luego de jugada la 3ª ronda

29-08-02

Por Rafael Francisco Góchez

Mucha tristeza nos ha causado la pérdida de nuestra Ada Castaneda ante Carla Vega, pues tal resultado prácticamente la margina de la medalla de oro individual en el tablero 2. Pero, con todo y el pesar que ello significa, debemos decir que el resultado es razonablemente lógico, puesto que Carla es la ajedrecista juvenil más fuerte de Costa Rica y tiene 3 años más de edad, experiencia y rodaje que Ada, cosa que en estos niveles es determinante. La otra derrota que ya temíamos fue la de la pequeña Gabriela Avelar ante la favorita Betsi Fallas, quien también hizo valer sus 3 años-ajedrez de ventaja. En los otros tableros, Nayda y Vanesa ganaron a Heizel y Verónica, para empatar el "match" 2-2 y conservar, las nuestras, intactas sus posibilidades por el oro individual en los tableros 1 y 3.

En cuanto al tablero suplente, puesto que jugó y ganó Diana Villatoro (GUA) y hace 2 de 2, la situación se torna difícil porque el entrenador nacional MI Leyva ahora tiene hoy que confiar y hacer jugar a nuestra suplente Daysi (2 de 2) y ponerla contra Panamá, pues de lo contrario Diana podría tomar ventaja al tener un registro de 3/3, que priva sobre el 2/2, dejando a Daysi con la obligación de ganar en la última ante la chapina, a quien entonces le bastaría un tablas para asegurar el oro, o simplemente el descanso, a expensas de lo que su tablero 4 pudiera hacer ante la reservista nacional.

A la posibilidad de oro por equipos femenino le espera, sin duda, un final cardíaco.


Análisis luego de las rondas 1 y 2

28-08-02

Por Rafael Francisco Góchez

A la luz de los resultados de las primeras rondas, debemos decir que las sorpresas han aflorado; aunque quizá no lo sean tanto, en la medida en que hondureños y nicaragüenses, especialmente varones, han tomado el compromiso más en serio, han entrenado y muestra de ello son los resultados inesperados en algunos tableros e, incluso, la victoria de Honduras ante Costa Rica, 2½-1½, lo cual vuelve más emocionante y participativa la competencia.

El equipo masculino de Panamá aparece ahora como fuerte candidato al título, toda vez que barrió a Guatemala 3½-½. El Salvador, por su parte, no pudo blanquear a Honduras y Nicaragua, aunque ganó con buena ventaja. En el femenino, las cosas parecen encaminarse a la revalidación del título salvadoreño, no sin antes sufrir hasta lo último.

En lo individual, el primer tablero lo disputan Javier Segura (ESA), Marco Figueroa (GUA) y Gilberto Madrid (PAN). En el segundo, cayó el favorito Liévano (ESA) ante el nicaragüense Borrell, Ramsés (PAN) y Solórzano (HON) lo superan por medio punto, pero la trayectoria del panameño lo hace favorito. En el tercero, está para cualquiera y el panorama aún es difuso. En el cuarto, perdió el chapín Sepe, por lo que David Escamilla (ESA) puede ir allanando el camino. El suplente podría ser de Martell (ESA), dependiendo de su próximo resultado.

El primer tablero femenino parece definirse el jueves, entre Nayda (ESA) y Raisa (PAN); el segundo, entre Ada (ESA), Carla (CRA) y Adriana (GUA); el tercero no está claro y el cuarto, como dijimos al principio, casi le pertenece a Besti (CRA). De la suplente, hasta no ver más partidos, no podremos decir nada.


Análisis de medallas, alineación en mano.

26-08-02

Por Rafael Francisco Góchez

Una vez que hemos conocido las alineaciones de los equipos, es claro que El Salvador, Guatemala y Costa Rica le apuestan al oro con su jugador más experimentado en el primer tablero masculino (Figueroa, Segura y Centeno, respectivamente), mientras que Panamá pone al suyo (Valdés) en el segundo, tratando de asegurar, aunque para ello debe superar a Liévano, de El Salvador. El tercero parece accesible para Martínez, de El Salvador, mientras que el cuarto plantea cerrada lucha entre el chapín Sepe y el salvadoreño Escamilla. Si Martell anda en su nivel, puede sacar los puntos necesarios para completar la medalla como suplente. Siendo así, creemos que El Salvador puede ganar 2 medallas individuales, pelear 3 más y disputar el oro por equipos.

En cuanto al femenino, es interesante observar la alineación de Costa Rica, que pone a su tablero más fuerte y experimentado, Carla Vega, en el segundo, tratando de asegurar medalla al evitar enfrentarse a la favorita Nayda Avalos, de El Salvador, aunque contra Ada Castaneda tampoco la tendrá fácil. En el tercer tablero es la panameña Maroxi Barraza quien luce como favorita, si la salvadoreña Vanessa Batres se lo permite; mientras que el cuarto parece servido para la tica Besti Fallas. El tablero suplente puede estar para cualquiera, pero la chapina Diana Villatoro tiene, por su experiencia, las mayores opciones. Así las cosas, calculamos que las chicas de El Salvador pueden revalidar su título por equipos, pero mermar su cosecha de medallas individuales, que acaso sólo sean 2, sin descartar la pelea por las restantes.

Haciendo un cálculo conservador, consideramos que El Salvador debe ganar, como mínimo, 5 medallas de oro para considerar que se ha cumplido la misión. Si hay más, bienvenidas sean.


Análisis preliminar

Por Rafael Francisco Góchez

Encabezan el cuadro masculino los ya experimentados en estas lides, Javier Segura (2060) y Nelson Martínez (2019), quienes junto con Juan Liévano cumplen así su última participación en este nivel. Serán ellos los responsables de hacer frente a los fuertes locales y, sobre todo, detener a los ticos, quienes, sobre el papel, aparecen como los rivales a vencer; todo ello sin olvidar que los panameños han estado en la pelea por el liderato en las pasadas batallas, y que hondureños y nicaragüenses acechan para quitar puntos que, a la postre, resultan decisivos. Completan la delegación los debutantes David Escamilla (16 años) y José Martell (15), de cuyas actuaciones seguramente dependerá hacia qué lado se inclina la balanza.

El equipo femenino acude a defender su impecable historial, pues ha ganado todas las ediciones anteriores; no obstante, el reto ahora es mayor, puesto que no jugará la máxima exponente del ajedrez centroamericano y gran coleccionista de medallas, MIF Lorena Zepeda (2108), pues ya tiene 18 años. Entonces, la responsabilidad de los primeros tableros recae en la MIF Nayda Avalos (16) y la MFF Ada Castaneda, en cuyas habilidades sobre el tablero depositamos nuestras esperanzas doradas. En los otros dos tableros, de la MFF Vanessa Batres (17) se espera absoluta concentración y coraje para asegurar los vitales puntos, mientras que la pequeña Gabriela Avelar (13) deberá mostrar sus progresos en un tablero titular, pues ya ganó medalla como suplente en su debut el año pasado. El "quinto elemento" elegido por el entrenador MI Héctor Leyva es Daysi Morales (13) cuyo nivel deberá ser suficiente para aportar un par de puntos y una medalla a la causa común.

Pero más allá de los resultados, esperamos que esta vez prevalezca el sentido de caballerosidad, respeto y sana competencia. No lo decimos por los jóvenes competidores, que siempre se han portado como buenos amigos, sino por los señores delegados de los diferentes países, pues sobre ellos pesa la mancha de lo ocurrido en 2001, experiencia que, ojalá, hayan asimilado para bien.

Cerrar ventana